Apostando a la calidad

En el turismo español la brecha entre lo que esperan recibir los clientes y lo que reciben presenta un balance positivo y eso está trayendo increíbles beneficios.

Uno de los momentos estelares para medir el impacto en la actividad turística en España es en verano, este 2017 los números pintan muy bien. Era de esperarse que en esta época los resultados fueran tan alentadores, los niveles de calidad de servicio son sobresalientes y esa es una garantía para seguir creciendo. Almería es una de las regiones más apreciadas del país para la actividad.

En este negocio, como con cualquier otro servicio, la calidad es un asunto clave, y es bueno saber que medirla es fundamental para poder mejorar continuamente y con ello lograr la fidelidad al destino, como la que tiene en este momento España.

Es por eso que se escucha con tanta frecuencia hablar de calidad de servicio en el turismo, es algo que todo país o ciudad que quiera tener el turismo como fuente principal de desarrollo la trabaje con la profundidad y la continuidad debida. Williams Edward Deming, marcó un camino que aún hoy siguen quienes trabajan por mejorar la calidad. Expresiones como mejoramiento continuo, son muy escuchadas. Entre sus muchos postulados, afirmaba que las empresas de servicios no pueden tener calidad si sus empleados no la tienen.

La calidad es una cuestión que se puede ver en dos dimensiones; por un lado el proceso que se da en las organizaciones para llevarle el producto o servicio al cliente y por otro lado está el propio cliente quien es el que al final termina calificándola. Ambos son necesarios, sin cliente no hay empresa y viceversa. El sector del turismo tiene su esencia en el servicio y la calidad con la que se preste este redundará en los resultados, que para este año prometen darle buenos dividendos a Almería.

playa pulpi

La activación del aparato productivo, produce grandes incentivos a la población y deja ver muchas oportunidades para seguir creciendo. Según la empresa TUI Group, líder en el sector del turismo en el mundo, asegura a mediados de la temporada que el país está repleto, eso significa que los precios de las estadías y destinos aumenta. Como saben en la medida en la que exista mayor cantidad de necesidades y menor cantidad de oferta de servicio para satisfacerlas, las personas tendrán que pagar más para obtener lo buscado. Es por eso siempre muy recomendable planificar antes de viajar, eso puede garantizarte tener unas vacaciones de verano a menos costo.

¿Qué efecto puede producir esto?

Por un lado como se ha dicho el aumento de los precios y por otro, la consecuencia esperada, que los demandantes de un buen destino para vacaciones de Europa, tengan que escoger destinos menos costosos que los lugares más famosos de España para disfrutar.

noche en blanco almeriense

Para Almería es una magnífica oportunidad de apalancar su economía, el año pasado los números fueron positivos y este año pueden ser mejores.

Ante la situación de destino muy apetecido y con excelente calidad de servicio, hay que comenzar a considerar el impacto que el precio alto pueda tener en la elección como destino de la venta futura de las próximas temporadas. Hay que saber que cuando sube el precio, la expectativa de servicio también aumenta y los resultados de las mediciones este verano, permitirán conocer el estatus de la calidad de servicio en estas condiciones para que en obediencia al círculo de mejoramiento continuo de Deming, el destino siga mejorando como servicio.

Pensando un poco en la ley de la atracción podría decirse que los lugares prósperos atraen cosas prósperas, gente, negocios, tecnología y eso se traduce en bienestar para todos. Sin duda esta tendencia de crecimiento sostenido del turismo está trayendo muchos beneficios que están mostrando un nuevo amanecer lleno de bienestar.